Lavar la ropa de forma ecológica es muy fácil si sabes cómo

Posted in NoticiasVida sostenibleZero Waste

No es ni más complicado, ni más caro, lavar la ropa de forma ecológica es más sencillo de lo que crees. Solo hay que seguir algunas pautas muy fáciles de recordar para ahorrar agua, detergente y energía a la hora de hacer la colada. Y además este cambio en la forma de lavar tus prendas viene con bonus track: te permitirá ahorrar dinero y mantener tu ropa impecable durante más tiempo.

6 claves para lavar la ropa de forma ecológica

Menos es más:

Lava menos tu ropa (excepto la del gimnasio, con esa no nos queda otra). Cada vez que ponemos una lavadora gastamos agua y electricidad, contaminamos el agua residual con los detergentes y las microfibras que sueltan las prendas y, además, nuestra ropa se va degradando un poquito con cada lavado. Por eso, siempre que puedas evitar lavar una prenda, hazlo. A veces ventilar al aire libre para eliminar olores o limpiar una pequeña mancha, si el resto de la pieza está limpia, es suficiente para que la prenda se pueda llevar alguna vez más.

Tiende al aire libre en vez de usar la secadora:

Siempre que puedas dejar de utilizar la secadora estarás ahorrando energía y, por lo tanto, contaminación. Si en invierno tarda mucho en secarse la ropa aprovecha el calor de los radiadores.

Lava en frío:

O, como máximo, a 30º C y usa programas cortos en la lavadora: ahorrarás en electricidad y tu ropa se mantendrá perfecta más tiempo. La ropa hoy en día no suele estar tan sucia como creemos y no necesita una limpieza tan intensa.

Utiliza detergentes ecológicos:

Todo lo que pongamos en nuestra lavadora se desechará con el agua del aclarado y acabará desembocando en ríos y mares, contaminando el medio ambiente. Cada vez es más sencillo encontrar detergentes ecológicos en los supermercados o, si tienes tiempo, puedes hacerlo homemade. Si no encuentras jabón ecológico un pequeño gesto es comprarlo a granel para evitar un envase extra. Vigila la cantidad que utilizas, sobre todo si es concentrado, con una pequeña dosis basta.

No uses suavizante o utiliza una opción ecológica:

Los suavizantes industriales contienen ingredientes perjudiciales para el medio ambiente y muy difíciles de eliminar en la naturaleza. En la mayoría de prendas su efecto es mínimo salvo por el aroma. Si quieres que tu ropa huela bien puedes perfumar los armarios y cajones con ambientadores naturales o añadir unas gotas de aceite esencial en el cajón de la lavadora o en tu suavizante casero.

Si cambias de lavadora elígela de bajo consumo:

Entre los electrodomésticos actuales hay grandes diferencias en el consumo de electricidad, escoge la opción más eficiente. Y repárala antes de cambiarla, siempre es más sostenible mantener un electrodoméstico unos años más si puede funcionar que cambiarlo sin intentar repararlo.

Evita que las micro fibras acaben en el océano

Todas las prendas sueltan micro fibras en el lavado, aunque las que son más perjudiciales para el medio ambiente son las de los tejidos sintéticos (los no naturales). Para que no acaben en el agua de ríos y mares puedes utilizar una bolsa de lavado como Guppyfriend o instalar un filtro que las recoja de tu lavadora, puedes encontrarlos fácilmente en internet.

Si estos cambios te parecen demasiado puedes empezar por los que te cuesten menos esfuerzo y ya irás reduciendo el impacto de tu colada más adelante. Pronto te acostumbrarás y verás que lavar la ropa de forma más ecológica es más fácil de lo que parece.

 

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce tu búsqueda

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar