Plástico: cómo reducir su consumo sin morir en el intento

Posted in NoticiasZero Waste

¿Tú también quieres limitar el plástico que consumes en tu día a día? Aunque parezca una ardua tarea, hay algunos cambios sencillos que podemos llevar a cabo en nuestra vida cotidiana para que nuestra basura plástica sea cada vez menor. En ActandBe intentamos cada día reducir el uso de este material que invade nuestro entorno y sabemos que no es fácil, por eso queremos ayudarte a que te sumes al cambio.

15 tips para una vida con menos plástico

  1. Vuelve al granel: compra los productos frescos al peso usando tus propias bolsas y envases. Por suerte cada vez hay más tiendas y supermercados con opciones sin plástico, además en los mercados de toda la vida también tienen muchos productos a granel y estarás apoyando el pequeño comercio.
  2. Mejor en tarro de cristal o paquete de cartón: cuando compres cualquier tipo de producto que vaya envasado prioriza los embalajes de vidrio y cartón, son los más fáciles de reciclar. Por ejemplo la pasta o los huevos mejor cuando van en cartón, no en plástico, y las conservas de verduras o las salsas como la mayonesa, mejor en tarro de vidrio.
  3. Reutiliza y retorna: hay pocas pero las marcas con envases retornables empiezan a volver, si encuentras una apuesta por ella. Y, por supuesto, reutiliza los tarros y cajas siempre que se pueda, pueden servir para guardar muchas cosas.
  4. El cepillo de dientes mejor si es de bambú o eléctrico, ya que los de plástico son muy difíciles de reciclar.
  5. Higiene sólida: jabón de manos, champú, acondicionador, jabón de ducha o incluso pasta de dientes, cada vez es más sencillo encontrar productos de higiene personal en su versión sólida.
  6. No sin tu bolsa: lleva bolsas reutilizables no solo al supermercado sino siempre que vayas de a comprar cualquier cosa, sea ropa, perfumería, papelería, electrodomésticos, etc.
  7. Belleza transparente: elige cremas y otros cosméticos en tarro de cristal siempre que se pueda. También puedes apostar por el maquillaje con envases reutilizables.
  8. Dale caña al plástico: no uses pajitas o elígelas de bambú o metal.
  9. Ciao plásticos de un solo uso: no utilices platos, cubiertos y vasos de plástico. Son fácilmente sustituibles por los normales y quedan mucho mejor en cualquier mesa, evento o reunión.
  10. El take away en cartón o con tu tupper: limita la comida para llevar en plástico, hay cada vez más establecimientos que solo usan cartón o te permiten llevar tu propio recipiente.
  11. Recicla: si ese producto envasado solo existe en plástico intenta que sea reciclable. Conocer los plásticos reciclables no es fácil, aunque suele estar indicado en el envase con un número del 1 al 7 dentro de un triángulo. Si no hay número o aparece un 7 ese material no se recicla.
  12. ¿Sabías que hay fundas de móvil de madera y de materiales biodegradables? Algunos diseños son geniales y 100% plastic free.
  13. Olvídate del film transparente: guarda la comida en tuppers o utiliza fundas de silicona o wraps de cera para productos frescos cortados. Los hay incluso para bocadillos, así evitas un plástico al día.
  14. Di no al agua embotellada en plástico: puedes llevar tu propia botella rellenable y, cuando estés en bares y restaurantes, puedes pedir agua del grifo, filtrada o de marcas que usen botellas de cristal.
  15. ¿Café o té? Si es para llevar intenta no olvidarte de tu propia taza o termo y en algunas cafeterías hasta te ahorrarás algo de dinero.

 

 

En la lucha contra el plástico empieza poco a poco

El plástico inunda nuestro planeta y cada vez más personas somos conscientes del problema medioambiental que esto genera. Según Greenpeace, solo en la Unión Europea generamos entre 150.000 y 500.000 toneladas de plástico que acaba en el mar. El daño causado hasta ahora en los océanos y otras zonas naturales es muy difícil de revertir, pero tenemos que evitar que continúe y para ello es imprescindible hacer una mejor gestión de las basuras plásticas que tardan miles de años en descomponerse en la naturaleza. Desde ActandBe recomendamos empezar poco a poco, cambiando pequeños hábitos, para ir mejorando con el tiempo. Mejor hacer pequeños gestos que no hacer nada o agobiarnos por intentar cambiar nuestra vida de un día para otro. Si todos nos apuntamos a reducir el plástico que consumimos el planeta el cambio será imparable y el planeta nos lo agradecerá.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce tu búsqueda

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar